FELIZ AÑO NUEVO

Frase-Celebre-De-Brian-Tracy_0
Para mí el nuevo año comienza con la vuelta de las vacaciones veraniegas.
Hace años que aprovecho el verano para plantearme nuevas metas y me da mejores resultados que hacerlo el día 1 de enero. En septiembre los días son todavía largos, aún no hace frío y mantengo muy vivos en mi memoria los buenos momentos vividos durante el verano con la familia, con los amigos, disfrutando del sol, del campo, de la playa o de los parques.
Es por eso que me resulta especialmente inspirador marcarme mi nueva hoja de ruta para el nuevo año. Saber hacer bien esa “hoja de ruta” es fundamental para tener éxito y alcanzar aquello que deseamos. No basta sólo con querer tal o cual cosa y pedirla al universo para que nos sea concedida.
Lo de la Ley de la Atracción está muy bien pero no es magia. Atraer significa acercar y retener, hacer que alguien o algo acuda hacia mí. Y como dice Brian Tracy, referente mundial en la formación y desarrollo de personas y organizaciones, “las personas exitosas son simplemente personas con hábitos exitosos”.
Si mis metas están alineadas con mis pensamientos, emociones, conductas, comportamientos, actitudes, aptitudes y hábitos, lo más probable es que se cumpla La Ley de la Atracción. Conseguiré acercar a mí todo aquello que vibra con las mismas ondas con las que vibro yo. Y se darán coincidencias, otra palabra que me encanta. Coincidir significa ajustarse una cosa con la otra.
Y atraer y coincidir se parece bastante a presenciar un milagro. Es una opinión, por supuesto.
¿Cómo consigo atraer y coincidir?
Aquí tienes mi receta fácil:
  1. – Hacer una lista con no más de 4 o 5 propósitos, sueños, retos, metas…cada uno que lo etiquete como mejor le parezca. Siempre en presente, en positivo y que empiece con el pronombre YO. Ejemplo: Yo camino 1 hora cada día. 
  2. – Cada uno de los propósitos debe tener su contenido: para qué lo quiero, qué beneficios me aporta, cuánto depende de mí hacerlo, cómo va afectar positiva y negativamente en mi entorno (no tiene porque tener efectos secundarios no deseados pero conviene pensarlo), cuánto me motiva hacer y conseguir esto…. Ejemplo: Quiero caminar para mantenerme en forma, para respirar el aire fresco, para descubrir mi barrio. Esto me hace sentir bien, estoy de buen humor y por tanto, repercurtirá positivamente en mi familia encontrarme sonriente…. ( cuantos más detalles te des, imagines, sientas, visualices, mucho mejor. Escríbelos todos)
  3. – Después de tener bien desarrollados los contenidos del paso 2 toca responder a cómo lo haré. Igualmente escribe todos los pasos aunque te parezcan obvios. Una vez que los tengas todos, prioriza. Observa cuáles son los que primero quieres dar y los que más te acercan a conseguir lo que quieres.  Ejemplo: Me levantaré a las 7.30 y cuando vuelva de llevar a los niños al cole me voy a caminar.
  4. – Sólo queda pensar en los posibles obstáculos que puedo encontrar y con flexibilidad buscar que otras posibilidades, otros recursos u otra manera de cumplir el plan. Ejemplo: Si llueve me pondré botas y ropa adecuada para el agua, si alguno de los niños está malito y está en casa puedo cambiar la hora del paseo o hacer una tabla de ejercicios ese día.
  5. – ¿Qué nos queda? Poner fecha en el calendario. ¿Cuándo empiezo? Marcar día, mes y hora es lo mejor. Ejemplo: El lunes próximo día 5 de septiembre a las 8.30 hrs.

Insisto, es muy importante escribirlo todo, pensar en todas estas preguntas y anotar el máximo de detalles en cada una de ellas. Las preguntas me van a ayudar a visualizar, imaginar y sentir y estos son componentes fundamentales para generar compromiso y motivación con uno mismo.

Yo empecé hoy con mi hoja de ruta. Aún no acabé aunque lo haré hoy mismo antes de que acabe el día. Tengo claros mis propósitos. FELIZ AÑO NUEVO