EL EFECTO MARIPOSA

foto_orsc

Esto es un temazo.

Recientemente empecé un módulo sobre coaching sistémico. Nunca antes había oído hablar sobre pensamiento sistémico y por lo tanto todo lo que aprendo me sorprende.

El “efecto mariposa” es un concepto de la teoría del caos que viene a decir de forma metafórica algo así comoel aleteo de las alas de una mariposa puede provocar un Tsunami al otro lado del mundo” .

Si no conoces nada sobre esta teoría es muy probable que te ocurra como a mí, que te parezca una metáfora preciosa o como mucho que pienses que esto ocurre fuera de nosotros. Alguna vez has pensado en los sistemas de los que formamos parte? La familia con la que convivimos es un sistema, nuestro grupo de amigos, el entorno laboral , el equipo deportivo en el que participamos….y  el más importante: nuestro cuerpo. El sistema más perfecto que conocemos. Si algo falla en nuestro organismo la consecuencia es que otras funciones del mismo se ven afectadas en menor o mayor grado dependiendo de cuál sea el órgano que falla.

Esto mismo sucede en nuestro entorno. Cualquier decisión, cualquier cambio que hagamos repercute en todo lo demás. No quiero decir con esto que tengamos que perder tiempo pensando si comprar pan blanco o integral, no, no se trata de eso. Sí me refiero a tomar conciencia de que un pequeño cambio puede generar un efecto inmenso. No digo nada si es un gran cambio. El efecto puede ser bestial. Por este motivo, los coaches trabajamos siempre con el cliente la forma en que puede afectar una decisión en su entorno. Generalmente, cuando estamos dudando sobre qué hacer en una determinada cuestión prestamos atención a lo que consideramos que nos afectará a nosotros individualmente y apenas dedicamos tiempo a pensar en el modo en que afectará a los que nos rodean. Y siempre, siempre repercute. A veces para bien o muy bien, a veces para mal y otras ni siquiera somos capaces de imaginarlo. Es interesante matizar que cuando se trata esta parte de la “ecología” en una sesión hay personas que deciden desde el pleno convencimiento quedarse como están. Eligen renunciar a su deseo antes que perjudicar a los seres que son importantes en sus vidas. Y no pasa nada. Todo está bien. Llegar a esta conclusión mediante la reflexión y la valoración nos hace estar en paz. En cierta manera es lograr un objetivo con más trascendencia que nosotros mismos.

También ocurre que cuando entramos en un nuevo sistema nos cuesta un tiempo encontrar nuestro sitio. Varias fuerzas confluyen desde distintos ámbitos y todas luchan por volver a encajar. Si estamos recién llegados a un nuevo empleo tanto los que ya estaban allí como el que llega sienten inestabilidad: recelo, desconfianza, desconocimiento….A veces al poco uno se siente plenamente aceptado e integrado como también sucede que el tiempo pasa y ni unos ni otro se adaptan. Todo depende de la manera en que se afronten las cosas dentro del equipo.

Este tema da para muchísimo más. Yo por mi parte ya estoy ampliando conocimientos al respecto porque me apasiona. Espero haber despertado la curiosidad del lector y si es posible generar conciencia de cuánto podemos hacer cada uno para contribuir en el engranaje y buen funcionamiento de nuestros entornos y si, finalmente, decidimos mover las alas que sepamos que al menos una ligera brisa puede llegar a cualquier parte del planeta.